Tandem HSE » Cosméticos Cruelty Free. Moda o realidad
Cosméticos Cruelty Free Blog

Cosméticos Cruelty Free. Moda o realidad

Última modificación el 21 de junio de 2019

Cosméticos Cruelty Free: ¿Moda pasajera o realidad?

Desde marzo 2013, está prohibida en Europa la experimentación en animales para fines cosméticos (Lo que se conoce como Cosméticos Cruelty Free). Pero no ocurre lo mismo fuera de la UE. En dónde en países como China no existe esta restricción. De hecho, la Legislación China exige que todo producto cosmético que se ponga en el mercado deba ser, antes que nada, probado en animales.  Incluso,  algunas empresas europeas recurren a ello para  exportar sus productos.

La experimentación en animales y los Cosméticos Cruelty Free

Aunque nos estemos posicionando en contra de la experimentación en animales en este post, la posibilidad de venta de un producto no se debería de priorizar sobre la crueldad y el sufrimiento de un ser vivo. Sobre todo cuando existen métodos alternativos como el  in vitro que pueden sustituirlos.

Aun así y por alivio de muchos animales, existe la certificación de productos libres de crueldad (Cruelty Free Products), de acuerdo con los criterios de la Humane Household Products Standards.

Algunas marcas cosméticas con esta certificación son las siguientes, aunque podrían citarse muchas más:

  • Balm Bam
  • 100% pure
  • Alba Botanica
  • Face to Face/Make-Up International
  • L’Erbolario
  • Rituals
  • Superdiet
  • The body Shop
  • Urban Decay

Por otro lado, desde el acuerdo promovido en 2016, en España hay más de 100 laboratorios que han firmado el acuerdo de transparencia en el uso de animales en experimentación. Siendo uno de los pioneros de este movimiento que afecta no solamente al sector cosmético sino que también a toda la industria química.

Dicho esto, y como de costumbre, veamos algunos conceptos relacionados.

¿Qué son los cosméticos cruelty free? ¿Por qué surgió la necesidad?

El llamado “cruelty free” es un movimiento que protege los derechos de los animales para que no sean maltratados o asesinados para el beneficio del hombre. La mayoría de productos que vemos actualmente en el mercado han sido testados previamente en animales para, se dice, poder asegurar su no nocividad para la salud humana.

Pero realmente, si un producto no tiene reacciones negativas sobre la piel de un animal ¿Podemos asegurar que no los tenga también sobre la piel de un ser humano?

Sin duda, no.

Argumentos en contra de la experimentación con animales

El uso de los animales en experimentos es cruel y a menudo ineficaz. Los animales no contraen muchas de las enfermedades humanas que padecemos como, por ejemplo, enfermedades del corazón, algunos cánceres…

Incluso, La aspirina es tóxica para muchos animales, incluidos gatos, ratones y ratas. Entonces, ¿no es cierto que la aspirina no estaría en las farmacias si hubiera sido probada en animales?

Siguiendo con lo anterior, existen otros métodos in vitro, que han sido validados y que permiten alcanzar la misma eficacia. Incluso con los novedosos modelos de piel 3D en los que se está investigando actualmente se podrían obtener mejores resultados para garantizar la seguridad de los productos que con animales.

Así, todos sabemos que la piel más parecida a la humana es la piel de cerdo, pero aun así ¡no es idéntica! Y aunque se ha experimentado con conejos para ensayar la irritación/corrosión ocular, nosotros no tenemos 3 párpados…

El kit de la cuestión, es para variar y como vosotros sabéis, el precio elevado del ensayo in vitro. ¡Para que luego digan que una vida no tiene precio!

¿Cómo sabemos si un producto cumple los requisitos?

Desgraciadamente, cualquier producto puede llevar el sello “cruelty-free” sin serlo de veras. De este modo, algunas empresas confunden a los consumidores haciéndoles creer que están comprando un producto sensibilizado con la no crueldad animal. Como dirían algunos, puro marketing.

Si se está interesado en consumir estos productos, se tiene que tener en cuenta que la compañía, línea o producto debe cumplir al menos con los siguientes requisitos:

  • Los ingredientes que se hayan utilizado no han sido testados en animales
  • Los productos de la compañía no han sido testados en animales
  • El producto no se ha experimentado en animales por terceros
  • La compañía tiene acuerdos con sus proveedores de ingredientes sobre la no-experimentación en animales
  • La marca no experimenta en animales

Si existe alguna duda sobre ello, siempre se puede contactar a la empresa o fijarse si en su web constan los logos siguientes:

Logos Cruelty Free

https://www.lavidauve.com/2015/12/guia-basica-del-cruelty-free.html

¡Y cuidado! Que no esté probado en animales no significa que el producto no haya sido testado en su totalidad. Recordemos que Según el Reglamento 1223/2009, relativo a los productos cosméticos un producto cosmético no puede ponerse en el mercado sin haber garantizado antes que es seguro. Para ello, durante la elaboración del expediente PIF o EIP y con ello, de la evaluación de seguridad del producto cosmético, se recurrirá a métodos alternativos “in vitro” o “in vivo” validados por la Comisión, siempre que sea posible.

Alternativas al uso de los animales para cosméticos Cruelty Free

Hablando de cosméticos cruelty free y de métodos validados os preguntaréis qué alternativas de ensayos existen. Pues bien, citaremos algunas:

Culturas celulares

Consiste en la cultivación en el laboratorio de células humanas y animales. Incluso se ha logrado el crecimiento de células en estructuras 3D como órganos humanos en miniatura.

Las células humanas se han utilizado para crear pequeños dispositivos llamados “órganos en chips”. Éstos se pueden usar en lugar de animales para estudiar procesos biológicos y de enfermedades, como el  metabolismo de los medicamentos. Por ejemplo, ya se han producido dispositivos que imitan con precisión órganos como el pulmón, corazón, riñón…Pensado también para la reconstitución de la piel de personas con quemaduras graves.

Tejidos humanos

Los tejidos sanos y enfermos donados por voluntarios humanos pueden proporcionar una forma más relevante de estudiar la biología y las enfermedades humanas.

Modelos de computación

Gracias al avance del sector informático, muchos ordenadores tienen la capacidad de poder modelar o hacer réplicas del cuerpo humano.

Las alternativas son mucho mejores ya que la gran cantidad de ensayos en animales sólo predicen las reacciones humanas en un 60-70%.

En cambio, la combinación de métodos alternativos de química y basados en las células (EST) predice con precisión las reacciones humanas el 80-90% del tiempo.

Método Het-CAM (test de irritación ocular)

Este método, aunque es muy recurrido por su precio y su efectividad todavía  no termina de convencer. La polémica está en el hecho de que el test se realiza con huevos de gallina, más concretamente con embriones de pollo, sobre la capa coriolantoidea. Esa capa blanca y fina que se estira cuando pelamos la cáscara de un huevo duro.

Aunque parezca mentira, esta capa está ricamente vascularizada, contiene numerosas venas, arterias y capilares que permiten ver el nivel de irritación a través del proceso inflamatorio en un tiempo determinado. Ya sean hemorragias, lisis vascular o coagulación en un tiempo de observación de 5 minutos.

Conclusión

La cuestión está en: ¿un embrión de pollo se puede considerar un animal? Si no es así, ¿cuáles son los límites para considerar un producto “cruelty free”?

Acabamos pues el post con esta pregunta abierta para que reflexionen.

Aunque sabemos que habrá opiniones de todo tipo al respecto, a veces y por desgracia para los que nos dedicamos a la seguridad de productos químicos, los límites los ponen las comisiones económicas.

https://www.crueltyfreeinternational.org/why-we-do-it/alternatives-animal-testing

Servicio de consultoría de Tandem HSE

Si es usted fabricante, exportador, distribuidor o persona responsable de productos cosméticos y tiene cualquier duda relacionada desde nuestra asesoría legal para la industria cosmética en el departamento de Consultoría de TANDEM le podemos ayudar y aclarar todas las cuestiones relacionadas.

Asesoría legal para la industria cosmética de Tandem HSE

En nuestra Asesoría legal para la industria cosmética, le ofrecemos los siguientes servicios:

  • Elaboración del Expediente de información del producto cosmético o PIF
  • Elaboración de Fichas de Seguridad (Se incluye la revisión y traducción).
  • Creación de etiquetas CLP (Se incluye la revisión y traducción).
  • Revisión de etiquetas para usuario final.
  • Revisión del Expediente de Información del Producto Cosmético EIP o PIF
  • Elaboración de PNT.
  • Notificación de productos cosméticos en el portal europeo CPNP y en el INTCF (obligatorio en el caso de España)
  • Asesoría para el transporte de productos cosméticos ADR (Consejero de seguridad ADR).
  • Le ayudamos a preparar la auditoria para la certificación de la ISO22716 de BPFC.
  • Registro para obtener el  Código Nacional de Parafarmacia

Por último, recomendarle que se ponga en contacto con nosotros y estaremos encantados de ayudarle.

Tandem HSE

Tel. 93 418 19 12

Por: Mireya Catalán y Alba Valero

Tutela de producto

Fecha: 19 de marzo de 2019


Blog Tandem HSE
Medioambiente y seguridad industrial
 

Copyright 2014 - 2019 © Tandem HSE s.l. Todos los derechos reservados.

Admin     

Texto Legal     

Política cookies     

Política de privacidad     

Protección de datos     

Empresa